Tres curiosidades de la sidra.

Todos los licores tienen características diferentes desde su origen, producción y embotellamiento. Hoy en 3BU mantendremos la línea de la noticia anterior y te contamos tres curiosidades que seguro no conocías de una bebida en especial, la sidra. 

  1. La botella 

Como se mencionó anteriormente, la Sidra tiene diferentes procedencias, pero en cuanto al embotellamiento existen dos modelos distintos. Sin dejar de mencionar que la sidra se embotella en botellas de vidrio, existen dos términos distintos para clasificar las botellas: 

  • El primero corresponde a la tierras asturianas. La forma de estas botellas se conocen como “molde de hierro”, se caracterizan por su color verde oscuro y su particular forma, la cual permite frenar la velocidad de precipitación del líquido. 
  • El segundo formato, pertenece a Euskadi, patentada en 2002 como un 

modelo más ágil y no retornable, el cual recibe el nombre de “sagardoa”. 

  1. El Escanciado 

¿Sabes qué significa el escanciado? 

Se le dice escanciado a la imagen u arte de servir la sidra, este aspecto es muy relevante, ya que esto permite que el líquido golpee el vaso, para que así se produzcan pequeñas burbujas de anhídrido carbónico. Esto implica que la sidra se oxigene y cambie así su sabor y aroma. 

  1. La Sidra Fresca 

Como todas las bebidas alcohólicas, la sidra también tiene una temperatura específica para servirse. 

La temperatura adecuada debe oscilar entre los 10-12ºC, es decir una temperatura fresca, ya que si se bebe caliente o muy fría pierde su sabor y aroma particular.

Se recomienda enfriar la botella en agua con hielo antes de servir, pero sin sumergir el corcho. 

Si te gustaron estas curiosidades y quedaste con ganas de conocer más sobre esta refrescante bebida, te invitamos a participar de nuestro taller de cata y mixología de la sidra.