¿Alguna vez pensaste que el alcohol y el café están relacionados?

Pues sí, existen diversas leyendas sobre el descubrimiento del café y su funcionamiento, pero te preguntarás ¿cuál es la razón de que estén relacionados? Te comentamos que ambos siempre fueron el complemento ideal de las civilizaciones para compartir, y vivir una experiencia única procedente del ambiente que se genera y la sensación que produce en los sentidos. 

Pero una de las historias de su descubrimiento es una de las  leyendas más conocidas  y populares del afamado pastor Kaldi, quien vivió en la Etiopía del 300 d.C. El hombre se dedicó a observar su rebaño de cabras, pues mostraban un comportamiento muy extraño y energético tras alimentarse del fruto de un arbusto desconocido para él, por lo que decidió ingerirlo y probar dicha sensación. 

La infusión causó expectación en el monasterio donde vivía, pues era un producto estimulante de los sentidos y los ayudaba a mantenerse despiertos. Posterior a esto fue utilizada en los guerreros e incluso se convirtió en una bebida mágica con poderes curativos, para finalmente convertirse en una infusión típica del mundo Árabe, ya que su religión no permitía el alcohol. Esta era una perfecta excusa para socializar y mantenerse activos cuando lo necesitasen. 

Actualmente existen muchas formas de preparar un café y con distintos tipos de granos, algo que se ha modernizado. Pero lo que se ha mantenido constante es la oportunidad de compartir y conversar con tus seres cercanos, compartiendo una taza de café, tanto frío como caliente, independiente de la estación del año, el café continúa siendo un complemento de las reuniones sociales, la alternativa al alcohol.