Un regalo para toda la vida: una experiencia.

Suele suceder que en estas fiestas veamos a todos corriendo en el mall por conseguir el regalo perfecto para esa persona especial, e incluso gastan mucho dinero por conseguir joyas, artículos electrónicos o ropa. Es así como se pierde la esencia de la Navidad, que implica regalar amor, cariño y compañía.

Esto sucede porque todos piensan que mientras más caro y grande sea el regalo, más contenta quedará la otra persona. Pero las cosas materiales pasan, caducan. Lo que no saben, es que las experiencias quedan guardadas en las memorias de las personas, aún más que un regalo especial.

Las experiencias son personalmente más satisfactorias, para quienes las compran y para quienes las reciben de regalo. Cada vez es más recurrente que las personas se unan a esta tendencia, regalando recuerdos. Sin embargo, las personas están se siguen inclinando a dar regalos materiales

Además, vivir diferentes experiencias nos da la posibilidad de conectar con otras personas. Hacer algo diferente nos da la posibilidad de mejorar las convivencias, permitiendo conocer más a la otra persona.

Si no sabes aún qué regalarle a tus amigos y familiares, te aconsejamos una experiencia 3BU, estas son más perdurables y recordables por la gente, mucho más que un regalo físico.